¿Eres mártir?

Este artículo está especialmente dirigido a todas las mujeres que se han criado con madres, tías, abuelas y/o familiares con tendencias mártir; o sea, personas que ‘sacrificaron’ quienes eran, dejando a un lado sus deseos y sueños, por beneficio a otra persona (o por mantener un ideal). 

Si eres mujer es muy probable que este arquetipo sea parte de tu psiquis, especialmente si te criaste en una familia latina o con fuertes creencias religiosas. El mártir es el personaje que sacrificó preferencias personales por estar al servicio de otros, y esto lo hizo resignadamente (o sea que no quería hacerlo pero lo hizo porque alguien lo tenía que hacer). 

Por si acaso, arquetipo se refiere a un patrón psicológico o de comportamiento, mayormente inconsciente. El arquetipo de mártir es parte de nuestra memoria celular femenina y lo tenemos bien grabado, creemos que es heróico 'sacrificar' tu vida por algo fuera de ti. Esto es normal ya que crecemos en una atmósfera sociocultural donde este personaje es respetado y celebrado. Sólo hay que mirar la televisión o sentarse en una reunión familiar para confirmar que el mártir protagoniza muchas cosas!

¿Saben de qué estamos hablando verdad? La pregunta es: ¿Reconoces este patrón en ti? ¿Hay partes de ti que has sacrificado por otros, o por ideales?  ¿Puedes ver tu mártir? Esa parte de ti que se resigna a hacer cosas que no quiere hacer por motivos externos? Tráelo a la luz y revisa tus razones, reevalua las personas o ideales por los cuales estás haciendo un 'sacrificio'. ESCUCHA el AUDIO donde tocamos más puntos sobre esto.

Como todo el mártir tiene una parte luz y una parte sombra, o sea algo que es beneficioso o constructivo y algo que es dañino y  destructivo. Un ejemplo de la parte sombra del mártir es esa persona que siempre está generando 'autolástima', y a través de este concepto manipula muchas situaciones, el mensaje de esa persona suena algo así "yo me sacrifique por el, ella, ellos y ahora la vida (padres, hijos, esposos, gobierno, jefe) me deben".  La persona que tiene el arquetipo de mártir en la sombra no lo puede ver y esas características se convierten en parte permanente de su personalidad, con esto intenta controlar el entorno. 

La parte luz del mártir se expresa cuando hacemos cosas por otras personas o por una causa de manera consciente y con el objetivo de servir sin buscar controlar y sin esperar un reconocimiento o recompensa. El mártir en la luz logra evolucionar y trascender sirviendo a otros desde el amor y la generosidad. Para poder disfrutar de esta evolución, lee los siguientes puntos:

OBSÉRVATE ¿Reconoces el mártir en ti, o lo niegas rotundamente? No lo niegues, todos los seres humanos lo tenemos. Sácala de la jaula y tráela a la luz. Si te interesa, traza su origen; pero lo más importante, es ver que existe y que es parte de tu subconsciente.

CONSIDERA que has conseguido con ser mártir, con sacrificarte por alguien o algún ideal. Esta es la parte “luz” del mártir, si has logrado algo que te agrada, si has logrado algo con lo que estás complacida, borra el resentimiento/deuda que sientes por otros, agradece lo que lograste y no alimentes la auto lástima.

EVALÚA en que partes de tu vida te estás comportando como un mártir (¿Quizás en tu relación de pareja o con tus padres?) y recuerda que todas tus acciones son VOLUNTARIAS, lo estás haciendo porque quieres, idealmente porque te da placer. Lo que sea que hagas  busca ese centro de generosidad y amor, si no, no lo hagas. No dejes que tu mártir te insinúe que alguien te pidió un sacrificio X cuando es el patrón de mártir sombra el que esta actuando.

CAMBIA tu vocabulario y no te envuelvas en pensamientos y retórica mártir donde se hace una telenovela alrededor del héroe que sacrifica su verdad por otros. Mantén ese patrón en la luz así puedes enmarcar la historia en un ángulo de poder personal y no de víctima. Hablemos de otra manera con hijas, sobrinas, estudiantes etc., donde el poder esta en vivir tu verdad. Empecemos a trasformar este patrón de psiquis colectiva. Nos va a ayudar muchísimo!

Escuchen el audio, compártanlo, mediten, crezcan. Nos vemos online.

XO

MUSA

Romi Finn