¿Estrés de dinero?

Estrés de dinero, quiere decir que estás bajo un estado emocional de ansiedad y culpa por temas financieros. Sientes que los gastos no se acaban y que la salida de dinero supera la entrada. Desde este estado de consciencia de estrés, no puedes tomar decisiones claras y productivas acerca de tu economía. Es más, lo que usualmente sucede, es que perpetuas tus problemas económicos.

Todos tenemos una situación financiera distinta, y más allá de esto, diferentes tipos de relación con el dinero. La manera en que pensamos acerca del dinero viene de nuestra crianza y entorno sociocultural. Por eso es crucial no compararnos con nadie en este aspecto.

El dinero es una relación más en nuestra vida, que va a actuar de maestro en muchas ocasiones. Cada ser humano tiene un aprendizaje distinto, que viene envuelto en algún reto financiero; así que siempre ten en mente que lo que funciona para otros, no necesariamente funcione para ti y viceversa.  Considera esto: hay personas que toda la vida tienen una pobre relación con el dinero y sostienen que esto es culpa de un sin número de factores externos; mientras que hay personas que evolucionan muchísimo en su relación con el dinero y gozan de gran prosperidad, en su creencia de que los recursos fluyen con abundancia en su vida. 

El dinero y tú

PIENSA: ¿Cuál es la historia que tú quieres escribir acerca del dinero en tu vida?

Me morí angustiada por tanto estrés de dinero, nunca tuve suficiente para lo que quería hacer en ese momento” o ,“Siempre tuve a mi alcance todos los recursos necesarios, para disfrutar de todos los momentos de mi vida, he evolucionado mucho en mi relación con el dinero y tengo el dinero y la libertad que deseo”.

Recuerda, lo que crees, creas. Identifica que es lo que piensas sobre el dinero, observa de ahora en adelante cuál es tu diálogo interno acerca del dinero. La vida te va a confirmar exactamente lo que crees en relación a esto. Una manera de descubrir creencias acerca del dinero, es identificando qué cosas estás manifestando en el frente económico, que no te complacen y asócialas a la creencia limitante que le corresponda. Por ejemplo:

Creencias limitantes que impiden que el dinero fluya con facilidad:

  • Que lento se gana y que rápido se gasta. 
  • El dinero te da libertad de hacer lo que quieres.
  • Para que gane uno, tiene que perder otro.
  • Para hacer las cosas que quiero, necesito dinero.
  • Que suerte la gente que se pega en la lotería o tiene un padre rico, yo no tengo esa suerte.
  • Mi pareja no gana suficiente dinero y por eso, no podemos hacer las cosas que queremos.

Si en todos o algunos de los ejemplos anteriores pensaste: “Sí eso es verdad!”, entonces esa es una creencia para ti que la vida confirma con manifestaciones que tienen que ver con ese tema. Por ejemplo, si piensas así “el dinero me da la libertad de hacer lo que quiero” vas a tener situaciones en tu vida, a través de las cuales, no vas a tener la libertad de hacer lo que quieres por cuestiones económicas.  

Creencias no limitantes:

Una vez identifiques tus creencias limitantes, ya las conoces, las tienes de frente. Sustitúyelas por afirmaciones que se sientan mejor, éstas serán mucho más productivas y efectivas en mejorar tu relación con el dinero y aumentar tu bienestar económico. Ejemplos:

  • Antes tenía mucha ansiedad por dinero, pero la verdad es que al pasar de los años me veo como la mayoría de mis sueños y deseos se cumplen independientemente de mi situación económica.
  • Al final del día el universo me brinda todo lo que necesito.
  • No todo lo que deseo lo tengo que comprar con dinero o tarjetas de crédito, siempre tengo comida, invitaciones, regalillos que llegan a mí indirectamente; no porque los haya comprado yo.
  • Tengo muchos lujos en mi vida que no he comprado.
  • Estoy en paz con mis finanzas este momento (en vez de ansiosa por el futuro).
  • Si cambio mis creencias acerca del dinero, mi relación con el dinero va a mejorar.

Presta Atención

Observa en qué parte de tu vida hay abundancia. Pero básicamente, da gracias por todas las partes de tu vida en las que reina la abundancia y fíjate cuál es tu estado mental o creencia acerca de este aspecto en tu vida. Trata de aplicarlo al aspecto finanzas.

Por ejemplo, hay gente que tiene abundancia de pretendientes, otros abundancia de joyas o artículos de belleza, abundancia de salud, abundancia de amigos, abundancia de trabajo u oportunidades, etc. ¿Cómo piensan estas personas acerca de ese aspecto en su vida? ¿Qué creencia tienen acerca de los distintos temas donde manifiestan gran abundancia?

transacción y oración

Pon en práctica un nuevo diálogo interno acerca del dinero y aprovecha todos los momentos del día, en los cuales estés en alguna transacción de finanzas, para agradecer esa experiencia desde tu nueva perspectiva de paz y abundancia acerca del dinero. Si te encuentras en una caja pagando observa qué estás pensando y trata de relajarte y pensar algo productivo para tus finanzas. Observa cómo, al cambiar tu diálogo interior sobre el dinero, cambia tu relación con el mismo y lo que manifiestas en este ámbito. En cada transacción una oración, significa que utilices esos momentos de intercambio de dinero durante el día, para anclar y afirmar creencias saludables y prósperas acerca del dinero.

xo

musa